Comisión Episcopal para la Pastoral de la Comunicación



  1. IDENTIDAD

  • SER: es un organismo de animación, promoción y desarrollo pastoral al servicio de la colegialidad episcopal y de comunión entre las iglesias.

  • MISIÓN: proponer, animar y acompañar la comunicación, información y formación para el correcto uso, manejo y desarrollo de la comunicación pastoral, pastoral de la comunicación, medios de comunicación, nuevas tecnologías y nuevos lenguajes en la era digital.


  1. OBJETIVO.

  • Anunciar el Evangelio a través de la Pastoral de la Comunicación, ara que en espíritu de sinodalidad y misericordia, contribuir en la construcción de un México justo, reconciliado y en paz.


  1. DESAFÍOS

La comunicación es un elemento transversal de las diversas estructuras eclesiales. Por eso, toda la acción pastoral de la Iglesia ha de ser más comunicativa. Al servicio de esa misión están las oficinas de comunicación en una diócesis o en una Conferencia Episcopal.

La consideración eclesial de la comunicación social tiene por tanto una doble misión. Por un lado, la ya tradicionalmente asentada que está orientada primordialmente a la evangelización. Pero por otro lado, y al mismo tiempo, la Iglesia también ha de proyectar y trabajar su propia imagen institucional o pública (entre la que se incluyen las acciones de gobierno de su pastores) para que ella misma sea percibida de manera adecuada.  Por esto mismo se impone una consideración nueva de los procesos comunicativos de la Iglesia, que vayan asociados no sólo a la misión evangelizadora, sino también a la tarea de gobierno pastoral. La Iglesia debe estar en ellos con sencillez y claridad, en actitud dialogante.

Hoy en día la comunicación juega un papel preponderante y más aún crucial para la transmisión de la fe y de la cultura y la promoción de la paz. Los medios de comunicación social son el escenario cultural en el que se mueven los hombres y mujeres de nuestro tiempo. Son condicionados por la situación económica, ideológica y política. Ante ello, los desafíos y retos que enfrenta la Iglesia no son nuevos, pero si la manera de abordarlos.

Las nuevas tecnologías no sólo cambian el modo de comunicar, sino que están realizando una vasta transformación cultural. Se está desarrollando una nueva forma de aprender y de pensar, con oportunidades inéditas de entablar relaciones y construir comunión.

Por otro lado, el lenguaje no es un simple revestimiento intercambiable y provisional de conceptos, sino el contexto vivo y palpitante en el que los pensamientos, las inquietudes y los proyectos de los hombres nacen a la conciencia y se plasman en gestos, símbolos y palabras. El hombre, por tanto, no sólo «usa», sino que en cierto sentido «habita» el lenguaje. En particular hoy, los que el concilio Vaticano II definió «maravillosos inventos de la técnica» (Inter mirifica, 1) están transformando el ambiente cultural, y esto requiere una atención específica a los lenguajes que se desarrollan en él. Las nuevas tecnologías «tienen la capacidad de pesar no sólo sobre los modos de pensar, sino también sobre los contenidos del pensamiento» (Aetatis novae4).

El conocimiento y profundización de ellos, nos ayudarán a tener una mayor claridad para saberlos utilizar adecuadamente y dinamizar la Misión Continental Permanente en el espíritu de la Nueva Evangelización.

Es así que, la comunicación es un elemento transversal de las diversas estructuras eclesiales, de las comisiones y dimensiones de la CEM. Por eso, toda la acción pastoral de la Iglesia ha de ser más comunicativa, más participativa y más dinámica.

Para afrontar el pensamiento de la acción de la Iglesia en la era digital hay que conocer el quid del cambio cultural y hacia dónde va. Por ello, la educación no comienza con el enseñar, sino con el aprender. Conocer este nuevo mundo, analizarlo, conocer su lenguaje y sus claves es el eje de un verdadero esfuerzo formativo porque implica que, en primer lugar, no se banaliza el fenómeno, sino que se lo toma con conciencia, en su realidad, en su dimensión y complejidad”.

La Iglesia no puede dejar de interrogarse sobre esta nueva cultura, porque toca intrínsecamente su misma naturaleza y misión. Si el punto clave está en “hay de mí si no evangelizo”, no hay que  quedarse “en abstracto” sino en encarnar esta tarea. La cultura contemporánea no debemos plantearla como problema, sino como una posibilidad “para llevar el Evangelio hasta los últimos confines del mundo, cumpliendo también hoy el mandato misionero del Señor.


Los desafíos que se presentan los trabajaremos en cuatros áreas:

  1. Comunicación Pastoral (CP)

  • Posicionamiento de la Comisión entre los señores Obispos y en las Diócesis. Mayor Interés y presencia del Obispo en las reuniones ordinarias de trabajo a nivel diócesis o provincia.

  • Motivar y capacitar a los Señores Obispos en el correcto uso de los diferentes medios y las nuevas tecnologías al servicio de la Nueva Evangelización.

  • Suscitar un mayor Interés y responsabilidad por parte de los obispos para que, en su diócesis exista la CODIPACS.

  • Tener en cuenta la Identidad de nuestra fe: Comunión a través de la comunicación, anuncio para la misión.

  • Mayor solidaridad a nivel Provincia y nacional, insuficiente capacidad de compartir lo que se hace, ya que se trabaja unilateralmente.


  1. Pastoral de la Comunicación (PC)


  • Capacitación y acompañamiento en los diferentes medios de comunicación social: prensa, radio, televisión, cine, Internet, de tal grado que se puedan crear propias estructuras para su fortalecimiento.

  • Coadyuvar a comprender la urgencia y la importancia de la comunicación para la Nueva Evangelización.

  • Elaborar medios adecuados para la comunidad a la que pertenecemos, para comunicar adecuadamente y de calidad el mensaje de Jesús.

  • Privilegiar el protagonismo de las provincias.

  • Escasez de personal y de recursos materiales, estructurales y organizacionales.


  1. Usos de Nuevas Tecnologías (NT)

  • Educación en materia de comunicación y nuevas tecnologías, presentándolas como componentes esenciales de la formación de todos los que se han comprometido en la actividad de la Iglesia: seminaristas, sacerdotes, religiosos y religiosas o animadores laicos.

  • El uso de las nuevas tecnologías nos provoca usarlas para bien, para comunicar el mensaje y para que en la Iglesia haya mayor fluidez comunicacional.


  1. Nuevos Lenguajes (NL)

  • Establecer una pastoral orgánica de las comunicaciones, especialmente a nivel diocesano: una pastoral que tenga en cuenta las relaciones entre el lenguaje de la fe y los nuevos lenguajes mediáticos; una pastoral en la que se implique a toda la comunidad eclesial; y una pastoral que aporte un gran empuje de creatividad, que permita emprender con valentía los nuevos recorridos de la cultura y de la comunicación.

  • La tecnología no es algo neutro, tiene implicaciones axiológicos, en estos nuevos tiempos hay que aprender los nuevos lenguajes


  1. LÍNEAS DE TRABAJO

  1. Trabajar y fortalecer las cuatro dimensiones durante este trienio para logra el objetivo de la Comisión.


1. Dimensión de Oficina de Prensa

2. Dimensión de Comunicación Impresa

3. Dimensión de Cine, Radio y TV

4. Dimensión de Cultura Digital

  1. Responder a la realidad de México, a través de la misión continental para contribuir a la transformación de la realidad de México promoviendo la cultura cristiana.

  2. Llevar a cabo una acción organizada, planificada y eficaz de una manera transversal con las demás comisiones episcopales e interlocución con las provincias.


Contemplación desde la fe

A. Dios, principio y origen de comunicación y comunión

B. Cristo el comunicador por excelencia.

C. La Iglesia es Comunicación.

D. Los medios de comunicación al servicio de la comunidad humana y del progreso social


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

Como una instancia operativa, la CEPCOM trabaja mediante una serie de programas y actividades y ofrece su servicio a la Iglesia en México, adquiriendo el compromiso de contribuir al cumplimiento de la misión evangelizadora de la Iglesia.

Queremos ofrecer a la Iglesia y al mundo, una comunicación-comunión en el nombre de Jesucristo, perfecto comunicador, a la luz de Aparecida y la Misión Continental.

A través de cuatro líneas se pretende dar respuesta a los desafíos que se presentan:

  1. Comunicación Pastoral (CP)

  • Sensibilizar a los señores Obispos sobre la importancia y las bondades de la acción y animación pastoral de la comunicación social, del uso de los medios y las nuevas tecnologías. Así como, llevar una comunicación ad intra, para el trabajo pastoral ordinario.


  1. Pastoral de la Comunicación (PC)

  • Estar presente en los diferentes medios de comunicación social: prensa, radio, televisión, cine, Internet, foros y tantos otros sistemas para que los objetivos de la CEM, de la comisión y de cada Diócesis se hagan presentes.


  1. Usos de Nuevas Tecnologías (NT)

  • Educación en el conocimiento de las nuevas tecnologías a través de cursos y talleres.

  • Instrumentalización de las NT como medios de Evangelización en el contexto de la Misión Continental.



  1. Nuevos Lenguajes (NL)

  • Alentar a los Institutos y academias católicos para apoyar en la formación de ética de la comunicación y ética de la información.

  • Tener mayor claridad de términos que ayuden a conocer los nuevos lenguajes.


Estas cuatro líneas de acción ayudaran a:

  1. Tener consciencia y hacernos responsables de la socialización y coordinación e interlocución del trabajo que se realiza.

  2. Privilegiar el protagonismo de las Provincias mediante reuniones periódicas para llevar a cabo los programas de la comisión.

  3. Cuidar lo que se comunica, que sea de calidad.

  4. Formación en la cultura digital para hacer presente, mediante el Evangelio, una cultura cristiana.

  5. Fortalecer la unidad y comunicación entre SEGECEM, RIIAL, y la CEPCOM

  6. Buscar una mayor coordinación y comunión con los comunicadores católicos y SIGNIS México.

  7. Coordinación entre las demás comisiones episcopales para hacer operativo el objetivo de la CEM.


  1. LÍNEAS OPERTIVAS

A nivel Nacional, la Comisión:

  1. Dar a conocer el ser y quehacer de la Comisión Episcopal.

  2. Que la comisión ayude para tener un banco de materiales de las Diócesis.

  3. Elaborar subsidios, folletos, diccionarios, etc. sobre los nuevos lenguajes y las nuevas tecnologías. (Manejo de terminologías, siglas, códigos, etc.)

  4. Promover la formación profesional en medios de comunicación.


  1. Actualizar la página web de la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Comunicación y sus redes sociales, para brindar información oportuna y ser espacio para las provincias.


  1. Realizar un calendario anual para compartirlo con las Diócesis de las diversas comisiones.


A nivel  Local (Provincia y Diócesis):


  1. Conocer las implicaciones y facilidades que nos dan los diferentes medios de comunicación.

  2. Promover la formación en los sacerdotes y futuros sacerdotes en el campo de los medios de comunicación (Teología de la Comunicación).

  3. Especial atención y formación a los jóvenes a través de una Cultura Cristiana Digital.

  4. Promover y consolidar los equipos de comunicación social en las diócesis (CODIPACS).

  5. Propiciar que los laicos se formen profesionalmente, para que ocupe el espacio que de hecho le corresponde en este campo de la comunicación.

  6. Apoyar una reflexión teológica permanente sobre los procesos y los instrumentos de la comunicación social y sobre su papel en la Iglesia y en la sociedad. (Buscar en cada Provincia los materiales realizados al respecto para ponerlos al servicio de todos).


  1. Promover y celebrar la jornada mundial de las comunicaciones sociales en las diócesis, como un medio de promover la toma de conciencia de la importancia de las comunicaciones sociales, y de apoyo a las iniciativas emprendidas por la Iglesia en materia de comunicaciones.  De ser posible, realizar la colecta en el día de la jornada,  o algún otro día que indique el Obispo, en beneficio de la oficina de comunicación Diocesana.

  2. Animar a las escuelas y universidades católicas a proponer programas, cursos, diplomados, talleres, etc., relacionados con las necesidades de la Iglesia y de la sociedad en materia de comunicaciones.

Proponer cursos, talleres y seminarios de tecnología, gestión, ética y política de los medios de comunicación, destinados a los responsables de la Iglesia en este campo, a los seminaristas, a los religiosos y al clero.






Prol. Misterios No. 26, Col. Tepeyac Insurgentes
C.P. 07020 - Ciudad de México
Tels. (55) 55775401, 50296800
comunicacion@cem.org.mx
2017, Todos los derechos reservados