Comisión Episcopal para la Pastoral Profética


  1. IDENTIDAD

  • Es una instancia episcopal de comunión entre quienes integramos la Comisión Episcopal para la Pastoral Profética y entre las demás Comisiones Episcopales.

  • Es una instancia de coordinación corresponsable entre las seis dimensiones que la integran: Animación Bíblica de la Pastoral, Misiones, Nueva Evangelización y Catequesis, Doctrina de la Fe, Educación y Cultura.

  • Es una instancia de servicio a la CEM, que anima, promueve e impulsa el proceso evangelizador de la Iglesia en México.

  • Es una instancia de servicio subsidiario y solidario a las provincias y diócesis.

  • Es en conjunto, con las demás Comisiones Episcopales, el equipo animador de la Misión Continental Permanente en México.


  1. OBJETIVO DE LA CEPP

  • Revitalizar la misión profética de la Iglesia, desde la alegría del Evangelio, para iluminar las distintas realidades de nuestro pueblo con la fuerza transformadora de la Palabra de Dios.


  1. DESAFÍOS

  • Interrelación e interacción de las Dimensiones que integran la Comisión.

  • Interlocución con las Provincias eclesiásticas y Diócesis.

  • Estar a la escucha y responder a los clamores de nuestro pueblo.

  • Continuar la dinámica de transversalidad e interlocución con otras Comisiones y organismos de la CEM.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

  1. Calendarizar reuniones de la Comisión para discernir y asumir los programas de las Dimensiones.

  2. Ofrecer servicios concretos a solicitud de las provincias eclesiásticas y diócesis.


DIMENSIONES DE LA COMISIÓN


  1. DIMENSIÓN NACIONAL PARA LA NUEVA EVANGELIZACIÓN Y CATEQUESIS


  1. IDENTIDAD

  • La Dimensión de Pastoral Catequética es un organismo  de la Comisión Episcopal para la Pastoral Profética de Episcopado Mexicano, que tiene como finalidad, iluminar y animar los procesos catequísticos del país en comunión con las otras dimensiones de la Comisión (Cfr. DGC 269).


  1. OBJETIVO

  • Acompañar,  elaborar y difundir procesos catequísticos para los diversos interlocutores de la  nueva etapa evangelizadora de la Iglesia.

  • Promover una catequesis evangelizadora que lleve al interlocutor a un verdadero encuentro con Jesucristo, palabra misericordiosa del Padre.

  • Suscitar en las familias una espiritualidad que les lleve a ser protagonistas de la educación de la fe de sus miembros.

  • Asumir la pedagogía de Santa María de Guadalupe para que la catequesis contribuya al desarrollo de un México más justo, fraterno y en paz.


  1. DESAFÍOS

  • Impulsar procesos catequísticos que respondan a los retos de la Nueva Evangelización, partiendo del encuentro con Cristo, la palabra misericordiosa del Padre, para que las familias sean protagonistas de la educación en la fe de sus miembros, siguiendo la pedagogía de Santa María de Guadalupe, y así contribuyan al desarrollo de un México más justo, fraterno y en paz.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

  1. Elaborando y actualizando los subsidios catequísticos para los diferentes interlocutores.

  2. Impulsando la formación integral, sistemática y permanente de los agentes de la catequesis.

  3. Favoreciendo la formación de agentes para el anuncio del Kerygma.

  4. Promoviendo iniciativas para el estudio, investigación, promoción, comunión y reflexión de la catequesis.

  5. Conformando un equipo para la atención catequética de las familias.

  6. Ejerciendo la pedagogía de Santa María de Guadalupe para impulsar la dimensión social de la fe.


    1.2 DIMENSIÓN EPISCOPAL DE MISIONES


  1. IDENTIDAD

  • La Dimensión Episcopal de Misiones es un organismo del Episcopado Mexicano que, integrando a las Obras Misionales Pontificio Episcopales, convoca y reúne a las fuerzas misioneras del país a fin de prestar servicios de animación, información, formación y cooperación misionera a favor de la misión universal de la Iglesia.


  1. DESAFÍOS

  • Hay una crisis generalizada y profunda de fe que conduce a la indiferencia, apatía, falta de compromiso e, incluso, rechazo al proyecto evangelizador, por el cual se expresa la voluntad salvífica del Padre que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad (cf. 1 Tim 2, 4).

  • Carencias de procesos formativos integrales y de acompañamiento misionero, que conducen a actitudes de comodidad, instalación, de conservación de estructuras y planes caducos que han dejado de responder a los desafíos que vive nuestro mundo en la actualidad, lo cual, en último término, lleva a diluir el auténtico sentido de la misión ad gentes en la infundada creencia de que “todo es misión”.

  • El mundo se ha visto envuelto, desde hace varios decenios, por la culturatecnocrática —protagonizada por las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TICs) — y del “descarte”, cuyos modelos y estereotipos incitan muchas veces a la agresión, al consumismo, a lo inmediato, a lo frívolo y superficial, al egoísmo, a la indiferencia y a la insensibilidad ante el dolor y el sufrimiento.

  • La situación socio-económica, política, educativa y cultural del país, registra grandes rezagos y graves problemas, lo cual genera pobreza, violencia, migración desmedida, narcotráfico y delincuencia organizada, trata de personas, exclusión, segregación, etc.


  1. OBJETIVO

  • Convocar, reunir y acompañar a las Diócesis y Provincias eclesiásticas en su compromiso de animación y formación misionera, a fin de crecer en la conciencia verdaderamente universal ad gentes, que responda a los desafíos y retos actuales de la evangelización de todos los hombres, en  estrecha colaboración y comunión con las OMPE.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

  1. Proponer y estimular iniciativas adecuadas con vistas a la formación y al desarrollo de la conciencia misionera de las Iglesias particulares, de modo que se comprometan responsablemente en la misión ad gentes y contribuyan eficazmente a la cooperación a favor de las misiones.

  2. Promover en todas las diócesis de México las Obras Misionales Pontificias (Propagación de la Fe, Infancia y Adolescencia Misionera, Obra de San Pedro Apóstol y Pontificia Unión Misional), salvaguardando la identidad y el propósito de cada una de ellas (fortaleciendo, entre otras cosas, la dimensión misionera de los laicos y seguir animando a los niños y adolescentes desde las familias, parroquias y colegios católicos).

  3. Exhortar a todas las diócesis y provincias eclesiásticas, según nos lo pide el Magisterio Eclesial (cf. Código de derecho canónico, c. 791, § 4; Ecclesiaesanctae, III, art. 8; Ad gentes, 38), a que las ofrendas recogidas se pongan íntegramente a disposición del Fondo de Solidaridad Internacional para las misiones, administrado por la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

  4. Promover la colaboración de los institutos de vida consagrada y sociedades de vida apostólica en la animación misionera del pueblo de Dios.

  5. Fomentar, apoyar y propiciar espacios y procesos de formación misionera en todos los niveles, y velar particularmente para que no dejen de impartirse los estudios misionológicos en seminarios y casas de formación, procurando asimismo la generación de vínculos interinstitucionales entre las Obras Misionales Pontificias y las diversas universidades, facultades y centros teológicos y de estudios superiores.

  6. Fomentar la comunión y el hermanamiento entre las Iglesias particulares, a fin de que, a través del intercambio de dones y de personal (por ejemplo los sacerdotes fideidonum), se efectúe un mutuo enriquecimiento, se preste especial atención a las comunidades más alejadas y desfavorecidas y se muestre perceptiblemente la solidaridad y la unidad de la Iglesia universal.

  7. Fortalecer y procurar programas y proyectos en colegialidad con las Comisiones y Dimensiones de la Conferencia del Episcopado Mexicano, a fin de que resplandezca la comunión y la participación eclesial, evitando acciones paralelas, repetitivas o aisladas.


  1. DIMENSIÓN DE LA ANIMACIÓN BÍBLICA DE LA PASTORAL.


  1. DESAFÍOS

  • Compartir lo aprendido en nuestras provincias y diócesis

  • Que haya continuidad en los responsables y en la participación de las provincias

  • Consolidar el cambio de Pastoral bíblica a animación Bíblica de la Pastoral

  • Abrir caminos para generar procesos y no sólo acciones aisladas en las provincias

  • Creatividad para lograr aterrizar la Animación Bíblica de la Pastoral en cada provincia

  • Crear vínculos y utilizar las redes y estructuras de pastoral entre diócesis y provincias

  • Que la información llegue a todos los responsables y acompañar su ejecución

  • Caminar en la transversalidad e interlocución con la comisión profética y las demás comisiones episcopales.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

La dimensión de ABP está al servicio de las Provincias y de las Diócesis, por lo que nos compete impulsar a los equipos de las Provincias y de las Diócesis, de manera subsidiaria. Porque son éstas las que atendiendo a sus propias situaciones han de responder con proyectos de ABP acordes con dichas situaciones.

1. Actualizar el directorio nacional por provincias

2.Tener espacios de diálogo, de compartir experiencias a nivel provincial para fortalecer el trabajo pastoral en la provincia.

3.Comunicar la información a los señores obispos para recibir su apoyo en la ejecución

4.Generar una comunicación permanente con los responsables de la ABP en cada provincia utilizando los medios de comunicación actuales

5.Tender lazos con las Asambleas de FEBIC, FECCEFOBI, ASAMBLEA DE BIBLISTAS DE MEXICO (ABM), etc.

6.Iluminar desde nuestra dimensión los acontecimientos sociales, políticos, eclesiales, etc. tanto regional como nacional.


  1. DIMENSIÓN  DE LA  PASTORAL  EDUCATIVA


  1. OBJETIVOS

  • Servir a las distintas Comisiones y Organismos de la Conferencia del Episcopado Mexicano y también a los responsables de Pastoral de la Cultura del País, en el discernimiento constante de los signos de los tiempos a través del Magisterio actual de la Iglesia, con el fin de responder evangélicamente a las necesidades reales, específicamente en lo que se refiere al sentido de nuestra sociedad en este Cambio de Época. Lo anterior reconociendo que la Iglesia está llamada a ser un promotor constante de diálogo y de luz, ofreciendo una antropología humana, trascendente e integral.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

  1. Seguir difundiendo los contenidos del Documento Educar para una Nueva Sociedad, tanto al interior de la Iglesia como en aquellos espacios de la sociedad posibles.

  2. Continuar promoviendo la implementación de los Talleres de Educación para Padres de Familia.

  3. Dar seguimiento a los esfuerzos de colaboración de la Dimensión con la Red de Educación de la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México, la Universidad Pontificia de México, la Asociación Mexicana de Instituciones de Educación Superior de Inspiración Cristiana, la Confederación Nacional de Escuelas Particulares, la Unión Nacional de Padres de Familia.

  4. Buscar caminos para implementar, de acuerdo a las realidades de nuestro País, el proyecto del Santo Padre Francisco “Scholas Occurrentes”.

  5. Sugerir a la Conferencia del Episcopado Mexicano una nueva estructura operativa y administrativa para tener una Dimensión de Pastoral Universitaria dentro de la Comisión de Pastoral Profética, que pueda promover de manera articulada y específica una atención a las universidades públicas y privadas del País.

  6. Analizar la posibilidad de promover un jubileo universitario a finales del mes de octubre, en conjunto con las Dimensiones de Pastoral de la Cultura y de Jóvenes de la CEM.


  1. DIMENSIÓN DE CULTURA


  1. IDENTIDAD

  • La dimensión de Pastoral de la Cultura es una instancia del Episcopado Mexicano, integrada en la Comisión Episcopal para la Pastoral Profética, junto con las Dimensiones de Doctrina de la Fe, Animación Bíblica, Misiones, Catequesis y Educación, para impulsar la evangelización de la cultura.


  1. OBJETIVOS

  • Servir a las distintas Comisiones y Organismos de la Conferencia del Episcopado Mexicano y también a los responsables de Pastoral de la Cultura del País, en el discernimiento constante de los signos de los tiempos a través del Magisterio actual de la Iglesia, con el fin de responder evangélicamente a las necesidades reales, específicamente en lo que se refiere al sentido de nuestra sociedad en este Cambio de Época. Lo anterior reconociendo que la Iglesia está llamada a ser un promotor constante de diálogo y de luz, ofreciendo una antropología humana, trascendente e integral.


  1. LÍNEAS DE ACCIONES

1.Promover espacios de encuentro y diálogo para provocar una reflexión sobre los distintos fenómenos culturales, analizarlos y finalmente evaluarlos desde una perspectiva evangélica. Hay que tomar en cuenta los antecedentes del I Encuentro Fe y Cultura: Diálogo por la Paz en México, así como del II Encuentro-Diálogo Fe y Cultura: Laicidad y Trascendencia en el marco de los Atrios de los Gentiles del Consejo Pontificio para la Cultura, que se realizaron en el Trienio pasado, así como los mensajes del Papa Francisco en su visita  a México.

2.Seguir colaborando con la Dimensión de Pastoral Indígena de la Comisión de Pastoral Social de la CEM para impulsar las distintas culturas étnicas, en una dinámica de fortalecimiento y servicio al bien común de nuestro País.

3.Impulsar con las Dimensiones de Pastoral Educativa, de Bienes Culturales así como de Doctrina Social, en conjunto con los distintos actores educativos y culturales cercanos a la Iglesia (Asociación Mexicana de Instituciones de Educación Superior de Inspiración Cristiana, Universidad Pontificia de México, Red de Educación de la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México, entre otros.) nuevos areópagos en los principales centros culturales de nuestro país, con el fin de promover el encuentro, el diálogo y la búsqueda de nuevos caminos para implementar un desarrollo sostenible, humano e integral, según las enseñanzas recientes del Magisterio de la Iglesia (Evangelii Gaudium y Laudato Si´, principalmente)

4.Impulsar la inclusión de pensadores católicos en los distintos espacios de opinión de los medios de comunicación electrónicos, con el fin de hacer presente a la Iglesia Católica en los debates nacionales de importancia.

5.Sugerir a la Conferencia del Episcopado Mexicano una nueva estructura operativa y administrativa para tener una Dimensión de Pastoral Universitaria dentro de la Comisión de Pastoral Profética que pueda promover de manera articulada y específica una atención a las universidades públicas y privadas del País.

6.Analizar la posibilidad de promover un jubileo universitario en conjunto con las Dimensiones de Pastoral Educativa y de Jóvenes de la CEM.


  1. DIMENSIÓN DE DOCTRINA DE LA FE


  1. OBJETIVO

  • Iluminar la pastoral evangelizadora en México con la Palabra de Dios y el Magisterio de la Iglesia, para que la fe de nuestro pueblo sea conforme a la fe de la Iglesia.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

  • Se articulan en cuatro bloques: asesorarse, discernir, animar, comunicar.


  1. Asesorarse:

1.Integrar un equipo asesor interdisciplinar de especialistas en Biblia, Teología, Pastoral, Moral etc., principalmente de la Universidad Pontificia de México, para revisar temas o asuntos relativos a la fe y ofrecer criterios católicos al respecto.

2.Invitar a teólogos, especialmente de la Universidad Pontificia de México, que ofrezcan subsidios útiles para el proceso de la nueva evangelización.

3. Colaborar con las diferentes Comisiones y Dimensiones que soliciten servicios en el campo específico de la Doctrina de la Fe.

4. Revisar, desde el punto de vista de la ortodoxia, los escritos y documentos que preocupen por su contenido, para ofrecer, especialmente a los Obispos y a las Provincias Eclesiásticas, una opinión teológica.

5. Ofrecer una reflexión teológico-pastoral sobre la sinodalidad y sus implicaciones espirituales, estructurales y orgánicas.


  1. Animar:


6.En coordinación con las Dimensiones de Cultura, Educación y Comunicación, organizar escritores católicos (obispos, sacerdotes laicos) que hagan presencia de nuestra fe en diferentes medios de comunicación: radio, televisión, prensa, redes sociales.

7.Alentar la continuidad de la Sociedad Teológica Mexicana.

8.Apoyar la creación de la Academia Mexicana de Teología.

9.Promover un Congreso Teológico Nacional.

10.Continuar acompañando los talleres para las traducciones bíblicas y litúrgicas al idioma náhuatl.


  1. Comunicar:

11.Hacer llegar a los obispos materiales impresos o digitales sobre temas teológicos que puedan resultar de interés por su actualidad, en particular los emanados de la Congregación para la Doctrina de la Fe y la Comisión Teológica Internacional.

12.Implementar un sitio web en línea, para responder consultas sobre fe y costumbres que haga el público.

13.Difundir el folleto COSOLIDEMOS NUESTRA FE, para una sana apologética.

14.Difundir los Criterios sobre Teología India, aprobados por la Congregación para la Doctrina de la Fe, y acompañar el proceso de esta Teología.

15.Actualizar y difundir la Exhortación Pastoral sobre el Relativismo de la Fe, elaborada por la Comisión Episcopal de Pastoral Profética (15-II-2011).






Prol. Misterios No. 26, Col. Tepeyac Insurgentes
C.P. 07020 - Ciudad de México
Tels. (55) 55775401, 50296800
comunicacion@cem.org.mx
2017, Todos los derechos reservados