Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios

  1. IDENTIDAD

  • La Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios, asumiendo los principios teológicos que sustentan la estructura de la CEM, busca expresar la colegialidad episcopal y la comunión eclesial particularmente apoyando a los Obispos en su importantísima labor de promoción, formación y acompañamiento tanto de las vocaciones específicas como de los diversos carismas y ministerios que suscita el Espíritu de Dios en su Iglesia.

Tomando en cuenta estos lineamientos y la manera como están estructuradas las dimensiones, se podrían señalar tres secciones de trabajo, que darían continuidad a la promoción, formación y acompañamiento de las vocaciones y ministerios en nuestra Iglesia en México.

Secciones de trabajo de la CEVyM:


ETAPAS

VOCACIONES Y MINISTERIOS

INSTITUCIONES DE FORMACIÓN



1)Promoción

Vocacional


Vocaciones específicas y ministerios laicales, con una espiritualidad de comunión y desde una perspectiva eclesial.



Familia, Parroquia, Escuela católica, Pastoral Juvenil, Pastoral Familiar.



2)Formación Inicial


Ministerio ordenado (incluyendo Diaconado Permanente), Vida Consagrada masculina y femenina y Ministerios Laicales.

INSTITUCIONES DE FORMACIÓN INICIAL Y PERMANENTE DE LAS VOCACIONES Y MINISTERIOS


  1. Seminarios

  2. Casas de Formación

  3. Residencias UPM

  4. Pontificio Colegio Mexicano



3)Formación

permanente


Ministerio ordenado (incluyendo Diaconado Permanente), Vida Consagrada masculina y femenina y Ministerios Laicales.



  • Para poder desarrollar esta importante labor pastoral, será necesario el diálogo y el trabajo de comunión con los diversos organismos, casas de formación, directivas nacionales y provinciales, así como con las instituciones de formación inicial, permanente y de previsión social que forman parte de nuestra Comisión Episcopal.

  • Es indispensable para la consecución de los objetivos generales y específicos de toda la comisión, trabajar teniendo en cuenta la interlocución y la transversalidad entre las demás comisiones episcopales, las dimensiones y demás organismos afines a nuestra comisión.



  1. OBJETIVO

  • Promover, formar y acompañar las diversas Vocaciones y Ministerios, mediante los programas de las Dimensiones propias, para contribuir a la construcción de una Iglesia más cercana y misericordiosa y de un México más justo y en paz.


  1. DESFÍOS

  • Desafíos ad intra:

  • La comunión y desempeño eclesial entre todas las Dimensiones que formamos la CEVyM y sus organismos afines aún se manifiesta como una tarea.

  • La transversalidad entre las comisiones y dimensiones afines a la CEVyM nos sigue reclamando creatividad

  • Nuestro apoyo subsidiario a las diócesis y provincias afines a nuestra labor eclesial es evidente en algunas Dimensiones pero aún no en otras.

  • Desafíos ad extra:

  • Fragilidad psicológica, poca tolerancia a la frustración. que percibe en la persona que inicia un proceso vocacional

  • Con facilidad se pierde el sentido de la vida provocando crisis existenciales y vocacionales, manifestado en la vida social cotidiana

  • Se vive una crisis en la institución familiar, que ya no es ella sola la contenedora y formadora de valores que afecta a las vocaciones.

  • Los jóvenes muestran una actitud de desconfianza hacia las instituciones políticas, civiles y religiosas.

  • Se valoran sólo el presente, la subjetividad, el sentimiento, la vida, se va caminando en la vida con una marcada ausencia de proyecto y sin convicciones sólidas y profundas.

  • La falta de testimonio vocacional, hace menos llamativa la opción para la vida consagrada y sacerdotal.

  • Atender la necesidad de la formación básica para formadoras en la Vida Consagrada.

  • Buscar creativamente estrategias para la formación de formadores de institutos nacientes de vida consagrada varonil.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

  1. Conducirnos por la espiritualidad del documento que establecimos como Comisión: “Guía para la comunión y responsabilidad de la CEVyM”

  2. Buscar caminos y fortalecer lo ya logrado en la transversalidad  a través de las líneas de acción de cada Dimensión de la CEVyM.

  3. Asumir los desafíos ad extra por medio de los programas de cada Dimensión durante este trienio.

  4. Diseñar un programa en contenido, tiempo y forma, apoyados con docentes capacitados y con experiencia en la vida consagrada.


DIMENSIONES DE LA COMISIÓN

  1. DIMENSIÓN EPISCOPAL PARA LA PASTORAL VOCACIONAL.


  • IDENTIDAD

  1. La Pastoral Vocacional de México, como una Dimensión de la Comisión Episcopal para las Vocaciones y Ministerios, impulsa en los agentes de pastoral la cultura vocacional. Además, se ocupa de buscar caminos operativos de transversalidad con los distintos organismos afines: familiar, juvenil, catequética, etc.

  2. Un organismo afín es la Organización Mexicana de Agentes de Pastoral Vocacional (OMAPAV) que se integra por los coordinadores diocesanos y los responsables de las distintas congregaciones e institutos religiosos. El órgano impulsor es el Consejo que se conforma con personas representativas de las distintas vocaciones (presbíteros diocesanos y religiosos, religiosas, laicos y diácono permanente).

  3. La Dimensión de Pastoral Vocacional está en constante dialogo con los respectivos organismos del CELAM y en estrecha relación con la Región CAMEX.


  1. OBJETIVO

  • Continuar la promoción del salto de calidad en sus agentes, acciones y estructuras vocacionales, a fin de crear la cultura vocacional dentro de la pastoral de conjunto y así contribuir a la construcción de un México más misericordioso y en paz.


  1. DESFÍOS

  • Desafíos ad intra:

  • Revisión y evaluación del plan Nacional de tal manera que podamos dar continuidad a la promoción de la cultura vocacional.

  • Los constantes cambios de los coordinadores diocesanos y de los promotores vocacionales de la vida consagrada tanto masculina como femenina.

  • Mejorar la comunicación entre todos los agentes de pastoral vocacional y la OMAPAV.

  • Poca presencia de los coordinadores diocesanos y ausencia de un coordinador provincial que no permiten dar continuidad en los trabajos de provincia.

  • La necesidad de la pastoral vocacional de procesos y no de eventos.

  • Falta de una sólida formación de los agentes de la pastoral vocacional, incluso a veces se carece de la formación humana, pastoral y teológica.

  • Desafíos ad extra:

  • Se valora sólo el presente la subjetividad, el sentimiento; se va caminando con una marcada ausencia de proyecto y sin convicciones sólidas y profundas.

  • Desacralización de la institución familiar y de su función como primera formadora de valores.

  • Desconfianza de los jóvenes hacia todas las instituciones.

  • Se percibe en la persona que inicia un proceso vocacional una fragilidad psicológica, poca tolerancia a la frustración e incapacidad de hacer proyectos a largo plazo.

  • La falta de entrega generosa y alegre ha alcanzado a todos los estados de vida

  • Se valora sólo el presente la subjetividad, el sentimiento; se va caminando con una marcada ausencia de proyecto y sin convicciones sólidas y profundas.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

  1. Promover una pastoral vocacional totalmente integrada con la pastoral de conjunto especialmente con las pastorales afines.

  2. Fortalecer los equipos y centros diocesanos de P.V. con criterios de eclesialidad y testimonio, con coordinadores y promotoras que cubran los perfiles requeridos.

  3. Revitalizar los equipos provinciales de Pastoral Vocacionales y concretar eficazmente  las orientaciones y directrices del plan  vocacional.

  4. Fomentar la participación de los agentes de P.V. a los Cursos, Asambleas y Jornadas que aseguren una formación humana teológica y pastoral, de forma gradual e integral.

  5. Impulsar la conciencia de una P.V. renovada, fundamentada en los saltos de calidad y que nos lleve a alcanzar la cultura vocacional.

  6. Crear conciencia de la urgencia de hacer procesos que nos permitan combatir las necesidades de la inmediatez o de los eventos y sucesos.

  7. Cultivar y acompañar las vocaciones  con procesos pastorales y pedagógicos más que con eventos inmediatos.


  1. DIMENSIÓN EPISCOPAL PARA LOS SEMINARIOS


  1. IDENTIDAD

  • Es una de las nueve Dimensiones de la Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios (CEVyM) dentro de la estructura de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que tiene como fin: Animar, dinamizar, promover y ofrecer, en comunión, solidaridad y subsidiariedad con las instancias convenientes, la adecuada formación al presbiterado en los Seminarios y la capacitación de los formadores; proporcionando programas de formación integral permanente y  herramientas para  su debido desempeño y, así ser auténticos discípulos misioneros de Jesucristo. El Organismo por  el  que opera ordinariamente esta Dimensión es la Organización de Seminarios Mexicanos (OSMEX).

  • Por su identidad, esta Dimensión mantiene, procura y promueve vínculos de comunión y participación al interno de la CEM con las Dimensiones Episcopales para el Clero, para la Pastoral Vocacional, para la Pastoral Juvenil y para la Familiar. A nivel latinoamericano con el Departamento Episcopal para Vocaciones y Ministerios (DEVyM) de la Conferencia del Episcopado Latinoamericano (CELAM), con la Organización de Seminarios Latinoamericanos (OSLAM), y, particularmente, con la Organización de Seminarios de Centro América y México (OSCAM).

  • OSMEX

Presentamos la identidad de esta Organización por la estrecha y significativa relación tenida en el caminar histórico de esta Dimensión. La Organización de Seminarios Mexicanos (OSMEX) es una institución eclesiástica que agrupa, por derecho, a los Seminarios Mayores y Menores de México, al Obispo Presidente de la Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios (CEVyM), al Secretario Ejecutivo de dicha Comisión, al Obispo Responsable de la Dimensión para Seminarios y al Secretario Particular de dicha

  • Dimensión, para unificar sus esfuerzos de cooperación, diálogo y servicio, quedando a salvo su autonomía, su carácter y su espíritu propio.


  1. OBJETIVO

  • Fortalecer y enriquecer  nuestra identidad desde Alegría del Evangelio, animando a todos los seminarios mexicanos a través de la comunicación, comunión, acompañamiento y  realización del programa de formación integral permanente, a fin de ser discípulos misioneros y testigos de la misericordia del Padre en las periferias geográficas y existenciales


  1. DESAFÍOS

  • Potenciar el trabajo en equipo y con sentido eclesial como Organización de Seminarios Mexicanos y Provincias, no obstante las responsabilidades que cada rector tiene en su seminario de pertenencia.

  • Diseñar estrategias para potenciar la comunicación y comunión en las Provincias, particularmente las que tienen retos geográficos y humanos.

  • Enfrentar creativamente el desinterés de algunos para estar en comunicación con la Dimensión para los Seminarios y OSMEX y su indiferencia a la propia formación como formadores de seminarios y la respectiva de los seminaristas.

  • Responder a las exigencias presentadas por el Papa Francisco en su magisterio en cuanto a la formación sacerdotal: sacerdotes convertidos, en salida, cercanos, comprometidos, no buscando hacer carrera o sostenidos en el clericalismo.

  • Diseñar estrategias para que la familia como agente, acompañe todo el proceso de formación del seminario y del sacerdocio


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

  1. Acompañar y motivar a través de la comunicación y de una atinada presencia en las Diócesis y Provincias. Y

  2. Capacitar y hacer uso de las tecnologías de la comunicación para lograr un acercamiento personal y compartir el caminar formativo del equipo y de los seminarios.

  3. Asumir las líneas del Papa Francisco en Amoris laetitia a propósito de la participación de la familia en el proceso del Seminario.

  4. Realizar con el cuidado de contenidos, tiempos y formas las actividades programadas para el ciclo escolar 2016-2017, y sucesivos.


  1. DIMENSIÓN EPISCOPAL PARA EL CLERO


  1. IDENTIDAD

  • Organiza, motiva, promueve y acompaña la Formación Permanente de los Presbíteros de México en las diferentes etapas y circunstancias de la vida sacerdotal. En comunión con la CEM y la CEVyM, esta Dimensión busca el crecimiento humano, espiritual, intelectual y pastoral de quienes han recibido el don del sacerdocio ministerial. La DEC, en las actividades Diocesanas, Provinciales y Nacionales se esfuerza por llevar a cabo sus metas, tareas y proyectos.


  1. OBJETIVO

  • Consolidar en cada sacerdote su identidad con Jesucristo Siervo y Pastor, fortaleciendo su formación integral a través de las distintas dimensiones, para que ejerza su ministerio alegre y misericordiosamente, construyendo el Reino de paz, amor y justicia

.

  1. DESAFÍOS Y LINÉAS DE ACCIÓN

  • Desafío:

  1. Lograr que cada provincia tenga su propio sacerdote responsable.

  2. Alcanzar una mayor integración entre los sacerdotes responsables de provincia para que se trabaje de manera articulada y descendente.

  • Línea de acción: Estar en comunión y comunicación con el responsable de cada Provincia

  • Desafío:

  1. Lograr que en todas las diócesis del país se tenga un Plan de Pastoral Presbiteral.

  2. Trabajar tanto en el Ser como en el Quehacer la misericordia, la justicia y la alegría sacerdotal.

  • Línea de acción: Unificar criterios a nivel nacional por medio de la reunión anual de padres responsables de Provincia

  • Desafío:

  1. Invitar a los coordinadores de cada diócesis a promover el crecimiento espiritual sacerdotal.

  2. Fortalecer en el sacerdote su imagen como hombre de la Palabra y del culto.

  3. Promover el carácter profético del sacerdote y su influencia en la sociedad y en la Iglesia, en consonancia con la Palabra de Dios.

  • Línea de acción: Fortalecer y llevar una vida más espiritual

  • Desafío:

  1. Promover formas de inserción en la vida de la Iglesia de aquellos sacerdotes que buscan una verdadera conversión y testimonio

  2. Buscar a los sacerdotes que han dejado el ministerio para que encuentren en el presbiterio acogida, comprensión, amistad, reconciliación y misericordia.

  • Línea de acción: Buscar y atender a los sacerdotes más alejados


  1. DIMENSIÓN EPISCOPAL PARA EL DIACONADO PERMANENTE


  1. IDENTIDAD

  • Dimensión Diaconado Permanente. Promueve la debida formación y acompañamiento, de los llamados a ejercer este ministerio dentro de la vida de la Iglesia. Cuenta con una Directiva Nacional, que apoya en la organización de los diversos eventos que se realizan.


  1. OBJETIVO

  • “Fortalecer el Diaconado Permanente desde la perspectiva de una Iglesia ministerial para que, asumido por los Obispos de México, sea signo concreto de un servicio eclesial más cercano y misericordioso”.


  1. DESAFÍOS

  • Consolidar el equipo nacional con un representante y animador de cada Provincia eclesiástica

  • Promover el Diaconado Permanente con los obispos y presbiterios donde no se ha restaurado el diaconado.

  • Unificar criterios para los procesos de formación de candidatos y diáconos permanentes.

  • Animar y fortalecer la vida y ministerio de los Diáconos permanentes y potenciar el ministerio de la caridad

  • Promocionar el Diaconado Permanente en los medios de comunicación.

  • Elaborar un proyecto de atención más puntual a las esposas de los Diáconos permanentes.

  • Participar en las reuniones de la CEVyM.

  • Continuar con las reuniones del Equipo Nacional de la Dimensión.

  • Organizar encuentros nacionales de los responsables de la formación inicial y permanente de los Diáconos permanentes.

  • Organizar encuentros nacionales de los Diáconos con sus esposas.

  • Participar en los eventos internacionales sobre el Diaconado permanente.

  • Buscar recursos económicos para el ejercicio de esta Dimensión.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

1ª. Completar el equipo nacional con los coordinadores y los responsables del Diaconado Permanente

1b. Actualizar el directorio de los coordinadores y responsables del diaconado permanente de cada diócesis.

1c. Actualizar la Encuesta Nacional de Diáconos Permanentes en la República Mexicana.

2.Ayudar a los obispos a conocer la identidad y ministerio diaconal.

3.Compartir los planes de formación que manejan actualmente las diócesis, tomando en cuenta las realidades culturales y geográficas para los procesos de formación inicial y permanente.

4ª. Animar y fortalecer la vida  ministerio de los Diáconos Permanentes.

4b. Apoyar a las diócesis en la restauración, promoción y consolidación del diaconado permanente.

4c. Promover la aplicación de los documentos formativos sobre la formación Vida y Ministerios de los Diáconos Permanentes en la Diócesis donde se ha restaurado.

4d. Propiciar la reflexión teológica sistemática, sobre el diaconado permanente.

4e. Elaborar subsidios sobre el diaconado, ya sea para la promoción del mismo a los obispos y presbiterios, o la formación inicial y permanente de los diáconos permanentes.

4f.  Elaborar promocionales para presentar el Diaconado Permanente.

4g. Enviar mensajes a los Diáconos Permanentes en los tiempos litúrgicos más significativos por cuenta del Obispo responsable de la Dimensión.


  1. DIMENSIÓN EPISCOPAL PARA VIDA CONSAGRADA


  1. IDENTIDAD

  • Colaborar con los obispos en el conocimiento, aprecio y la animación de la Vida Consagrada y favorecer la comunión entre obispos y consagradas-os y sus respectivos organismos, para el servicio a la Iglesia y la construcción del Reino de Dios en México.


  1. OBJETIVO

  • Testimoniar la alegría del Evangelio, mediante la Vida Consagrada y buscando llegar a las periferias con misericordia y sentido profético, para contribuir en la construcción de un México más justo, reconciliado y en paz.


  1. DESAFÍOS

  • Consolidar la comunión entre la Dimensión para la Vida Consagrada y la CIRM

  • Lograr una mejor vivencia del Evangelio por parte de los Consagrados.

  • Lograr una mejor vinculación entre vida consagrada y presbiterio diocesano

  • Atender la formación básica para formadores y formadoras en la Vida Consagrada


  1. LÍNEAS  DE ACCIONES

  1. Fortalecer la espiritualidad de comunión

  2. Dar a conocer la belleza de la Vida Consagrada y de las Sociedades de Vida Apostólica a través de los documentos conciliares y el magisterio del Papa Francisco.

  3. Tomar la paz y la misericordia como líneas trasversales en la Vida Consagrada.

  4. Fomentar el conocimiento del Seminario para Vida Consagrada.


  1. DIMENSIÓN EPISCOPAL PARA MINISTERIOS LAICALES


  1. IDENTIDAD

  • Promueve la difusión de los Ministerios laicales, para impulsar la ministerialidad laical en nuestra Iglesia, acompaña a los equipos diocesanos o provinciales de Ministerios Laicales. Tiene una Directiva Nacional.


  1. OBJETIVO

  • Favorecer la Nueva Evangelización a través de la ministerialidad laical en nuestras diócesis de México, para que los varios ministerios impulsen la construcción de un México más misericordioso, donde se viva la paz y la justicia.


  1. DESAFÍOS

  • La gran mayoría de las diócesis tienen ministros laicos, pero no se reconoce su misión a favor de la Iglesia y la sociedad.

  • Los ministerios laicales no son suficientemente valorados.

  • Los pastores no valoran suficientemente a los ministros lacios, que con  o sin su reconocimiento se entregan a su comunidad generosamente.

  • Muchos ministros laicos no están suficientemente preparados y su servicio no siempre tiene la calidad que debería tener.

  • Falta  más comunicación a nivel episcopado con relación a lo que son y tienen que ser los ministerios laicales en México.

  • La gran mayoría de las diócesis tienen ministros laicos, pero no se reconoce su misión a favor de la sociedad.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

1. Acompañar la formación del Ministro Laico para que impulse la Nueva Evangelización y contribuya a la construcción de una Iglesia más cercana y más misericordiosa, en un México más justo, donde se viva la paz.

2. Reconocer la dignidad de los ministerios laicales para que se valoren en las diócesis del país, y sean portadores del amor y la misericordia de Dios, viviendo la Nueva Evangelización.

3. Fortalecer y reconocer  la dignidad de los ministerios laicales para que se valore yen sean acompañados su servicio en la Iglesia y sean instrumentos del amor, la justicia  y la misericordia de Dios.

4. Iluminar a través de la fe cristiana y de la persona de Jesús, rostro Misericordioso del Padre, las realidades de nuestra sociedad, escuchando la voz de María que nos dice....’Hagan lo que Él les diga’.

5. Favorecer la ministerialidad laical en  nuestra Patria para que a través del ejercicio de los diversos ministerios nuestro México  impulse la Nueva Evangelización y se viva la justicia, la misericordia y la paz.


  1. ENLACE EPISCOPAL PARA LA RESIDENCIA ALUMNOS DE LA UNIVERSIDAD PONTIFICIA DE MÉXICO


  1. IDENTIDAD

  • La Residencia de la Universidad Pontificia de México recibe, vela y acompaña en comunión, fraternidad y responsabilidad sacerdotal a quienes son enviados por sus obispos a formarse y obtener algún grado universitario: bachillerato, licenciatura o doctorado en la UPM.


  1. OBJETIVOS

  • Profundizar la misión sacerdotal a través de la reflexión, el estudio, la oración y la vida comunitaria, para vivir la formación permanente testimoniando la misericordia y colaborando así en la construcción del Reino en nuestras Diócesis, Comunidades y en nuestro país.


  1. DESAFÍOS

  • Interiorización, vivencia y proyección pastoral del Año de la Misericordia.

  • Maduración y consolidación de la formación permanente en las RAUPM

  • Culminación de los estudios especializados en tiempo y forma.

  • Dar mayor difusión y promoción a las RAUPM.

  • Mantener la estabilidad económica de las RAUPM.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

  1. Espiritualidad, liturgia, subsidios, materiales y actividades referentes a la identidad y misión Sacerdotal en torno al Año de la Misericordia

  2. Aprovechar los espacios formativos que ofrecen la Dimensión Seminarios y la del Clero.

  3. Diálogo, revisión-evaluación frecuente y consolidación de los Estatutos.

  4. Integración, consolidación, y continuidad del equipo sacerdotal coordinador de las RAUPM.

  5. Vigilancia en la recepción y administración de los recursos y en el proceso contable.


  1. ENLACE EPISCOPAL PARA EL COLEGIO MEXICANO EN ROMA


  1. IDENTIDAD

  • El Pontificio Colegio Seminario Mexicano (PCSM) es la institución eclesiástica de derecho pontificio que normalmente recibe a los presbíteros diocesanos mexicanos enviados a Roma, por los respectivos Obispos para conseguir una especialización en  las Universidades e Institutos Pontificios, en orden  a  servicios pastorales  especiales  en favor de la Iglesia en México. El Colegio pretende, de acuerdo a su naturaleza, la formación permanente de los Sacerdotes, mediante un proceso general e integral de continua maduración.


  1. OBJETIVO

  • El Colegio pretende, de acuerdo a su naturaleza, la formación permanente de los Sacerdotes, mediante un proceso general e integral de continua maduración.


  1. FUNCIONES

Obispo Responsable:

1. Mantener el nexo con la comunidad educativa del Colegio Mexicano, principalmente con el Rector y su Equipo Directivo.

2. Realizar una visita oficial   por año al Colegio Mexicano para  supervisar personalmente la marcha general del instituto.

3. Nombrar al secretario de la Dimensión Enlace PCM.

4. Participar en las reuniones que convoque el Presidente de la CEVyM para programar, realizar  y evaluar las acciones pertinentes.

5. Supervisar la marcha general de la Institución e informar a la CEVyM y a la CEM sobre el desarrollo de sus actividades.

6. Vigilar la adecuada estructura de organización del PCM y sus eventuales actualizaciones

7. Fomentar el nexo entre el PCM y la Congregación del Clero.

8. Asumir la responsabilidad –compartida con todos los Obispos mexicanos– de la organización financiera para su mantenimiento.

9. Proponer a la Asamblea General de la CEM candidatos para elegir Rector  y nombrar los demás  integrantes  del Equipo Directivo.

10. Estudiar, junto con el Rector del Colegio, los casos excepcionales de admisión al mismo.

11. Fomentar (procurar) el acercamiento y diálogo hacia grupos y personas bienhechoras del P.C.S.M. (FRATERNA – COPPEL)

                           Secretario:

  1. Facilitar el nexo entre el Obispo responsable y el Rector del PCM.

  2. Realizar,  junto  con  el  Obispo  responsable  del  Enlace,  las visitas oficiales al Colegio Mexicano.

  3. Asistir  a  las  reuniones  convocadas  por  la  CEVyM  para programar, realizar y evaluar acciones.

  4. Comunicar  al  Obispo  los  acuerdos  tomados  por  la  CEVyM para que provea lo conveniente en la Dimensión Enlace.

  5. Mantener la comunión y colaboración con el Secretario Ejecutivo de la Comisión.

  6. Procurar  un  permanente  intercambio  de  información  y  de apoyo mutuo con las demás dimensiones

  7. Redactar  las  cartas  y  oficios  que  soliciten  al  Obispo  responsable  del  enlace  y asegurar su envío en tiempo y forma.

  8. Fomentar la relación cercana con las instituciones que apoyan con sus recursos espirituales y materiales al PCM: ADVENIAT, FRATERNA, COPPEL, etc.





Prol. Misterios No. 26, Col. Tepeyac Insurgentes
C.P. 07020 - Ciudad de México
Tels. (55) 55775401, 50296800
comunicacion@cem.org.mx
2017, Todos los derechos reservados