Comisión Episcopal para la Familia, Juventud, Adolescentes, Laicos y Vida



  1. IDENTIDAD

La Comisión Episcopal para la Familia, Juventud y Vida, es un órgano dependiente de la CEM cuya responsabilidad es en- comunión, solidaridad, corresponsabilidad y subsidiaridad –apoyar y promover la tarea pastoral de los Obispos, en el ámbito de las dimensiones que la componen, así como de las actividades propias de cada Dimensión, fomentar la unidad y el intercambio entre ellas, la realización de las tareas que los Obispos les encomienden y ofrecer apoyos, subsidios y orientaciones a las Provincias Eclesiásticas y a las Diócesis.


  1. OBJETIVO

  • Promover la misión evangelizadora de la Iglesia ante un nuevo cambio de época, haciendo de la familia uno de los ejes trasversales en toda la acción pastoral, mediante un verdadero y creciente encuentro personal y comunitario con Jesucristo, rostro de la Misericordia del padre y bajo la protección de Santísima Virgen de Guadalupe, para contribuir en la construcción de un México más justo, reconciliado y en paz.


  1. DESAFÍOS

  1. Cambio de época.

  2. Acompañamiento pastoral a las familias y los jóvenes.

  3. Fortalecimiento de diálogo y vínculos con toda la sociedad (Universidades, Asociaciones Civiles, organismos laicales, Comisiones, Dimensiones, fieles laicos.

  4. Reestructurar el programa de trabajo que abarque íntegramente a cada una de nuestras dimensiones, interactuando fraternalmente y solidariamente.

  5. Promover los subsidios diseñados por la Comisión y Dimensiones a todas las Provincias y Diócesis.

  6. Optimizar los servicios  de la Comisión para mantener una comunicación estrecha entre Provincias y Diócesis.

  7. Promover e impulsar la elaboración de una antropología católica.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

  1. Promover la estructura de la Comisión en las Provincias y Diócesis.

  2. Continuar con la elaboración e implementación de subsidios a nivel Comisión.

  3. Continuar con el desarrollo y mantenimiento de la página web.

  4. Promover la formación, en armonía y corresponsabilidad, entre todas las Dimensiones y fomentar el intercambio de experiencias entre ellas propiciando así el dinamismo de la comisión.

  5. Realizar una reflexión pastoral permanente sobre las realidades nacionales, que se refieren al ámbito de las Dimensiones que integran la Comisión.

  6. Aprovechar las redes sociales y demás medios electrónicos para optimizar los servicios de la comisión.

  7. Aprovechar la Asociación Civil ya creada y los colaboradores laicos como un canal de promoción y difusión de las estrategias de la Comisión.


DIMENSIONES DE LA COMISIÓN

  1. DIMENSIÓN EPISCOPAL DE FAMILIA


  1. IDENTIDAD

  • La Dimensión Familia de la Comisión Episcopal de pastoral para la Familia, Juventud, Laicos y Vida, es un organismo de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), integrado por Obispos, Presbíteros, Consagrados y Laicos, unidos en comunión eclesial para ofrecer subsidiariamente a las Iglesias particulares de México, servicios y recursos en orden a anunciar, celebrar y servir el evangelio del matrimonio, la familia  la vida, como expresión de la Familia y la Vida Trinitaria, fortaleciendo la formación de los valores humanos y cristianos. Todo esto siempre en fidelidad al Magisterio Pontificio y Episcopal. Es también una instancia de dialogo sobre asuntos del matrimonio y la familia con otras instituciones religiosas, civiles, políticas, públicas o privadas, “La familia ha sido y es espacio y escuela de comunión, fuente de valores humanos y cívicos, hogar en el que la vida humana nace y se acoge generosa y responsablemente.”


  1. OBJETIVO

  • Ofrecer subsidiariamente servicios oportunos de animación, promoción, acompañamiento y consolidación a la Pastoral Familiar en las Iglesias particulares, para que la familia sea evangelizada y evangelizadora.

  • Promover la organización pastoral de las familias en los diferentes niveles de Iglesia, la formación de agentes de pastoral, la creación de estructuras pastorales ágiles y eficaces, y la elaboración de programas y proyectos de acompañamiento.

  • Promover y acompañar en las diferentes Provincias eclesiásticas de nuestro país, la creación y desarrollo de equipos provinciales que impulsen y promuevan las tareas de Pastoral Familiar en las diferentes Diócesis.


  1. DESAFÍOS

  • Consolidar a la familia como célula fundamental de la sociedad, iglesia doméstica y lograr su formación en los valores humanos y cristianos.

  • Falta fortalecer la estructura de la pastoral familiar en las Diócesis y parroquias, integrando a los movimientos de Familia en sus proyectos pastorales.

  • Existe una crisis de Fe, ya sea débil o inexistente en las realidades familiares, por lo que se deberían hacer proyectos para que la Iglesia y su conjunto aprovechen la oportunidad de incrementar la Fe en las familias y comunidades en general.

  • Hay un decremento en la cantidad de jóvenes que deciden establecer un Matrimonio Sacramentado. Muchos jóvenes  a menudo son llevados a posponer la boda por problemas de tipo económico, laboral o de estudio. A veces, por otras razones, como la influencia de las ideologías que desvalorizan el matrimonio y la familia, la experiencia del fracaso de otras parejas a la cual ellos no quieren exponerse o el miedo hacia algo que consideran demasiado grande y sagrado.

  • Existen muchas iniciativas de los medios políticos, sociales y de comunicación, Que fomentan una cultura, Individualista y Hedonista que han debilitado el verdadero y original ser y quehacer del matrimonio, la familia y la vida, que conlleva a darle poca importancia de la vida cristiana en la familia.

  • Necesidad de Formación de agentes de pastoral familiar de acuerdo a los retos que nos presenta la época, difundiendo el valor y belleza del Sacramento del matrimonio y la Familia desde un enfoque antropológico como sustento sólido en los sacramentos de iniciación.

  • Es necesario Incluir el estudio de la pastoral familiar, en la formación del seminario, de modo que se vaya tomando conciencia que ésta es una línea transversal de todas las pastorales.

  • Se desconoce cuál es la identidad y misión del Matrimonio y la familia por la falta de formación e información catequética integral permanente de una preparación remota, próxima e inmediata sobre el matrimonio y la familia.

  • Falta fortalecer una catequesis pre-matrimonial y material de acompañamiento a los matrimonios y familias, que conlleva a la pérdida del valor del Sacramento del matrimonio y una falta de preocupación por una celebración digna del sacramento del matrimonio (Lecturas, signos, ritos etc.), así como un acompañamiento a los matrimonios jóvenes.

  • Cada vez es mayor el número de familias heridas, (madres solteras, Divorciados, Unión libre, Violencia intrafamiliar, el alcoholismo, Desintegración familiar, Embarazo precoz, Divorcio, Migración, etc.)

  • Hace falta una formación y preparación adecuada de agentes de Pastoral, Clérigos y Laicos, en relación con los divorciados vueltos a casar, para dar respuesta y ayuda a las dudas e inquietudes que tienen por su situación y orientarlos a una integración en la vida de la comunidad cristiana, a través de un acompañamiento pastoral adecuado, muy especialmente a los hijos dado el papel educativo de los padres.

  • Hace falta apreciar y reconocer de manera adecuada, a las personas de edad avanzada con justo respeto y consideración a su fragilidad y dignidad, recordando que los abuelos son el vínculo entre las generaciones, como las costumbres, las tradiciones y especialmente la fe y la gran ayuda que prestan a los matrimonios jóvenes en el cuidado de sus hijos  

  • Necesidad de implementación de proyectos con estrategias concretas, tomas de acción, carencia de evaluación etc. para dar una respuesta oportuna a los desafíos que actualmente tienen las Familias.

  • Escaso apoyo económico, material y humano, para dar respuesta eficaz a éstos desafíos y líneas de acción.

  • Necesidad de elaboración de proyectos en común con otras Dimensiones y Comisiones para una pastoral de conjunto.


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN

  1. Impulsar un renovado anuncio del Evangelio de la Familia hoy.

    1. Para que las familias puedan ser cada vez más sujetos activos de la pastoral familiar, se requiere « un esfuerzo evangelizador y catequístico dirigido a la familia »,que la oriente en este sentido. (AL 200)

  2. Promover el acompañamiento cercano y eficaz de los futuros cónyuges, y de los recién casados.

    1. Ayudar a los jóvenes a descubrir el valor y la riqueza del matrimonio, ofreciendo una preparación remota que haga madurar el amor que se tienen, con un acompañamiento cercano y testimonial. (AL 208)

    2. Promover una preparación próxima, que asegure que los novios no vean el casamiento como el final del camino, sino que asuman el matrimonio como una vocación. (AL 211)

    3. Los primeros años de matrimonio son un período vital y delicado durante el cual los cónyuges crecen en la conciencia de los desafíos y del significado del matrimonio. De aquí la exigencia de un acompañamiento pastoral que continúe después de la celebración del sacramento. (AL 223)

  3. Promover el acompañamiento misericordioso en situaciones de crisis, angustias y dificultades.

    1. La historia de una familia está surcada por crisis de todo tipo, que también son parte de su dramática belleza. Hay que ayudar a descubrir que una crisis superada no lleva a una relación con menor intensidad sino a mejorar, asentar y madurar el vino de la unión. (AL 232)

    2. Un discernimiento particular es indispensable para acompañar pastoralmente a los separados, los divorciados, los abandonados. (AL 242)

  4. Impulsar la organización pastoral de las familias en los diferentes niveles de la Iglesia.

    1. Dios llama a todos los bautizados, miembros de una Iglesia particular o parroquia: “Vayan también ustedes a mi viña” (Mt 20,4ss).  De acuerdo a su vocación, condición y estado y sus dones o carismas, se convierten en agentes de pastoral con la debida motivación, preparación y organización, en espíritu de comunión y solidaridad. (DNPF 542)

    2. La Iglesia quiere llegar a las familias con humilde comprensión, y su deseo « es acompañar a cada una y a todas las familias para que puedan descubrir la mejor manera de superar las dificultades que se encuentran en su camino ». (AL 200)

  5. Promover medios, instrumentos y mecanismos para formación de agentes de pastoral.

    1. Junto con una pastoral específicamente orientada a las familias, se nos plantea la necesidad de « una formación más adecuada de los presbíteros, los diáconos, los religiosos y las religiosas, los catequistas y otros agentes pastorales »  (AL 202)

    2. « Los caminos y cursos de formación destinados específicamente a los agentes de pastoral, podrán hacerles idóneos para inserir el mismo camino de preparación al matrimonio en la dinámica más amplia de la vida eclesial». Una buena capacitación pastoral es importante «sobre todo a la vista de las situaciones particulares de emergencia derivadas de los casos de violencia doméstica y el abuso sexual».  (AL 204)

  6. Animar la  creación de estructuras pastorales ágiles y eficaces.

    1. « La principal contribución a la pastoral familiar la ofrece la parroquia, que es una familia de familias, donde se armonizan los aportes de las pequeñas comunidades, movimientos y asociaciones eclesiales ». (AL 202)

    2. Las parroquias, los movimientos, las escuelas y otras instituciones de la Iglesia pueden desplegar diversas mediaciones para cuidar y reavivar a las familias. (AL 229)

    3. La Pastoral Familiar, como toda otra pastoral organizada, requiere de equipos o grupos de personas comprometidas y cualificadas para su organización y de la implementación de espacios, grupos y equipos de Pastoral Familiar en los diferentes niveles de la Iglesia, teniendo en cuenta también los movimientos y organismos en favor de la familia, que garanticen su continuidad y las metas de esta Pastoral.  Esto es lo que llamamos estructuras de Pastoral Familiar. (DNPF 516)

  7. Animar la  elaboración de programas y proyectos de acompañamiento.

    1. La pastoral en clave de misión pretende abandonar el cómodo criterio pastoral del «siempre se ha hecho así». Invito a todos a ser audaces y creativos en esta tarea de repensar los objetivos, las estructuras, el estilo y los métodos evangelizadores de las propias comunidades. Una postulación de los fines sin una adecuada búsqueda comunitaria de los medios para alcanzarlos está condenada a convertirse en mera fantasía. (EG 33)

    2. La familia no puede renunciar a ser lugar de sostén, de acompañamiento, de guía, aunque deba reinventar sus métodos y encontrar nuevos recursos. (AL 260)

  8. Promover la creación y desarrollo de un consejo nacional y equipos provinciales que impulsen y promuevan las tareas de Pastoral Familiar en las diferentes Diócesis y Parroquias.

    1. La Pastoral Familiar, como toda otra pastoral organizada, requiere de equipos o grupos de personas comprometidas y cualificadas para su organización y de la implementación de espacios, grupos y equipos de Pastoral Familiar en los diferentes niveles de la Iglesia. (DNPF 516)

    2. Teniendo en cuenta las diversas realidades de nuestro país, y plenamente de acuerdo con las Diócesis que integran la Región, se buscará la formación de equipos eclesiales, que en comunión y coordinación con la Comisión Episcopal de Pastoral Familiar, tengan en cuenta la unificación de criterios pastorales, de formación de agentes y demás recursos metodológicos y didácticos para la implementación de los equipos, grupos y demás agentes de Pastoral Familiar que apoyen esta tarea en cada parroquia, Diócesis y Región pastoral. ( DNPF 525)

    3. El Obispo, como primer agente de Pastoral Familiar en la Diócesis, es el que brinda no sólo el apoyo efectivo de las estructuras eclesiales en esta Pastoral, sino también el apoyo afectivo de todos los participantes en el apostolado de las familias. (DNPF 545)

    4. Puesto que en cada Diócesis el primer responsable de esta Pastoral es el propio Obispo, es importante que se auxilie de una Comisión o Departamento que tenga en cuenta que la Pastoral Familiar es prioridad en toda la pastoral de la Iglesia y que con ayuda del equipo diocesano de Pastoral Familiar busque promover, impulsar y acompañar las diversas iniciativas en todo lo que compete a esta Pastoral. (DNPF 528)


  1. DIMENSIÓN EPISCOPAL PARA LOS LAICOS


  1. IDENTIDAD

La Dimensión Episcopal de Laicos es un organismo de la Conferencia del Episcopado Mexicano, que por medio de redes con instituciones eclesiales y sociales, ofrece subsidios a los laicos organizados para madurar en su ser y quehacer, así como en su misión de Discípulos Misioneros dentro del plan de la CEM de la Misión Continental


  1. DESAFÍOS

  • Promover la conciencia de la identidad y misión del laico en la iglesia y en el mundo.

  • Contribuir a la trasformación de las estructuras sociales


  1. LÍNEAS DE ACCIÓN Y ESTRATEGIA

Estrategias y acciones:

1.Promover la conciencia de la identidad y misión del laico en la iglesia y en el mundo (política 1)

1.1Promoviendo la creación de los CsDsLs.

1.1.1Actualizar el directorio nacional de los CsDsLs.

1.1.2Realizar visitas a nivel provincial, de la Dimensión de Laicos, para  promover los criterios de conformación de los CsDsLs

1.1.3Elaborar un tríptico impreso sobre los CsDsLs.

1.1.4Involucrar al clero diocesano en la conformación de los CsDsLs

 

1.2Animando y acompañando a los CsDsLs.

1.2.1Mantener el Encuentro Nacional de Consejos y Dimensiones Diocesanas de Laicos.

1.2.2Promover una reunión semestral en cada Provincial de CsDsLs.

1.2.3Con el apoyo de la página de la CEM y desde el facebook del CNL, dar a conocer acciones de Iglesia de parte de las Diócesis o Provincias.

1.2.4Por parte de la DELAI, realizar una visita anual a cada provincia en el encuentro de consejos y dimensiones diocesanas de laicos.


1.3Impulsando la formación de los laicos en  la misión permanente

1.3.1Con el apoyo del CNL, elaborar un curso básico de laicos a nivel nacional y provincial, que ayude a dar respuesta al tema de actualidad nacional y provincia.

1.3.2Diseña y promover un curso para los consejos, dimensiones, movimientos  y laicos en general, de las Diócesis y Provincias, sobre la misión del laico en el mundo, y contribuir en la transformación de las estructuras sociales desde la Doctrina Social Cristiana.

1.3.3Celebrar pentecostés y ser enviados (Movimientos y consejos diocesanos)

 

1.4Impulsando la formación permanente de los laicos para la presencia publica

1.4.1Apoyar la creación de la asociación civil (A.C.) a nivel diócesis, a fin de tener presencia social.

1.4.2Animar la creación de la asociación civil de Juntos por México en las diferentes Diócesis.

1.4.3Crear la confederación de AC´s de laicos.

 

2.Contribuir a la trasformación de las estructuras sociales (política 2)

1.1Vertebrando acciones nacionales de laicos.

1.1.1Establecer el día del laico en todo el país / Festividad de Anacleto González Flores 20 de noviembre “TERCER DOMINGO DE NOVIEMBRE.

1.1.2Celebrar el día del laico en todo el país donde la misión sea parte de la celebración.

1.1.3Animar y difundir las campañas a favor de la paz.

1.1.4Impulsar el ministerio de intercesión por la misión del laico en cada diócesis (cfrEG 281).

1.1.5Elaborar una oración breve del laico

1.1.6Promover la unidad de los laicos a través de juntos por México y el evento nacional que realiza.

 

1.2Siendo la voz de los laicos organizados

1.2.1Con el apoyo del equipo base y de instituciones laicales, emitir y difundir comunicados sobre situaciones concretas a nivel nacional.

1.2.2Animar la participación de los laicos organizados, en cabildeos a favor de la dignidad humana y el bien común.

1.2.3Animar la participación de los laicos en manifestaciones a favor de la familia y la vida a nivel local y nacional.


  1. DIMENSIÓN EPISCOPAL DE VIDA

  1. IDENTIDAD

  • “El ser humano creado a imagen y semejanza de Dios, también posee una altísima dignidad que no podemos pisotear y que estamos llamados a respetar y a promover: la vida es regalo gratuito de Dios, don y tarea que debemos cuidar… sin relativismos” (V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano Aparecida, n-464).


  1. OBJETIVO

Prolongar la acción de Jesús en el anuncio del Evangelio de la vida, como expresión de la misericordia y ternura de Dios hacia quien sufre, para que la sociedad sea más consciente del don para la comunidad civil y eclesial.


  1. DESAFÍOS Y LÍNEAS DE ACCIÓN

Desafío 1: Dinamizar el compromiso pastoral en las provincias  para promover y defender la vida humana.

Línea acción

Promover la creación en las diócesis de un comité de ética y bioética, con personas especialistas en el tema, que garanticen fidelidad y respeto a la doctrina del Magisterio de la Iglesia sobre la vida humana, para que sea la instancia que investigue, estudie, discuta, construya el diálogo institucional y actualice a la comunidad en el momento que el debate público lo requiera.

Impulsar una acción orgánica en las diócesis, que incluya legisladores y actores sociales para que garanticen la inclusión de la objeción de conciencia en las legislaciones y políticas públicas de nuestro país y velar para que sea respetada por las administraciones públicas.

Fomentar el espíritu de comunión en las diócesis, el rostro de la misericordia del Padre a través de una pastoral de acogida a las mujeres que han decidido no abortar y a aquellas que han abortado, para ayudarlas a sanar sus graves heridas e invitarlas a ser defensoras de la vida.

Desafío 2: Formación de los agentes de pastoral

Línea de acción:

Promover cursos de actualización de ética y Bioética, que organizan las instituciones privadas para formación integral de los laicos y sacerdotes.

Trabajar en comunión con las instituciones que organizan programas y cursos de ética y bioética para que los agentes de pastoral tengan una formación adecuada y puedan asumir una clara posición pública ante los grandes temas de la vida humana planteados en la sociedad.

buscar la vinculación con algunas Universidades Católicas para favorecer la formación de los agentes de la pastoral para la vida en el campo de la pastoral familiar, de la ética y bioética.

Elaborar, con la sección familia, programas actualizados de formación en paternidad y maternidad responsable y sobre el conocimiento y uso de los métodos naturales de regulación de la natalidad, como pedagogía exigente de promoción y defensa de la vida humana en el amor conyugal.

Desafío 3: Seguimiento del diálogo legislativo

Línea de acción:

Organizar y ofrecer conferencias, cursos y talleres a los agentes de pastoral que sirvan de información y seguimiento de las legislaciones sobre la familia y vida.

Elaborar estrategias para responder pastoralmente a los planes mentados a favor del aborto, uniones homosexuales, eutanasia y mentalidad anticonceptiva.

Promover, el diálogo con los gobiernos y la sociedad, a fin de promover políticas y leyes a favor de la vida, del matrimonio, la familia y la construcción de la paz.

Desafío 4: La dignidad y participación de las mujeres

Línea de acción

Descubrir y desarrollar en los ámbitos eclesiales y sociales “la participación” y promover su más amplio protagonismo.

Acompañar a asociaciones femeninas que luchan por superar situaciones difíciles, de vulnerabilidad o de exclusión.

Promover el diálogo con las autoridades civiles para la elaboración de programas, leyes y políticas públicas que permitan armonizar la vida laboral de la mujer con sus deberes de madre de familia.

Promover la elaboración de subsidios que permitan una formación integral de las mujeres para que como discípulas y misioneras cumplan su rol en la familia, la Iglesia y el mundo.

Procurar que las viudas reciban una atención pastoral que las ayude a enfrentar su situación, muchas veces de desamparo y soledad.

Desafío 4: La responsabilidad del varón y padre de familia en la construcción de la paz.

Línea de acción

Promover, en todos los ámbitos de la educación católica, el anuncio y desarrollo de los valores y actitudes que faciliten a los jóvenes y las jóvenes generar competencias para el ejercicio de la paternidad responsable y en la educación en la fe de sus hijos.

Impulsar, en las universidades católicas, a la luz de la antropología y moral cristianas, la investigación y reflexión necesaria acerca de la situación actual del mundo de los varones, las consecuencias del impacto de los actuales modelos culturales en su identidad y misión, y así como estrategias que puedan colaborar en el diseño de orientaciones pastorales de un trabajo compartido.

Elaborar estrategias para que el padre de familia no sea sólo un instrumento de producción y ganancia. Contrarrestando la creciente práctica de políticas públicas e iniciativas privadas de promover incluso el domingo como día laboral.

Favorecer, en la vida de la Iglesia, la participación activa de los varones, generando y promoviendo diversos espacios y servicios.


  1. DIMENSIÓN EPSICOPAL DE JÓVENES


  1. IDENTIDAD

  • La Dimensión Episcopal Mexicana de pastoral de Adolescentes y Jóvenes, surge en el ámbito de la Conferencia Episcopal Mexicana para unir y articular las fuerzas de trabajo en la pastoral de conjunto a la luz de las directrices generales de acción evangelizadora de la Conferencia Episcopal. Está integrada por el Obispo responsable de la Dimensión Episcopal, el Asesor Nacional, el Secretario Ejecutivo. 36 delegados de los asesores y jóvenes de los equipos provinciales, los responsables de los equipos de apoyo, 2 representantes de las Pastorales Específicas, Movimiento Juveniles y Congregaciones Religiosas con apostolado juvenil.


  1. OBJETIVO

  • Fortalecer el proceso de revitalización de la pastoral Juvenil en México, partiendo de la vida de los y las jóvenes en sus distintos contextos y, desde una profunda experiencia de encuentro con Cristo, que suscite procesos de conversión personal, pastoral y eclesial, para que contando con orientaciones pastorales claras, asumamos e impulsemos con entusiasmo la misión permanente entre los jóvenes.


  1. LÍENAS DE ACCIÓN

  1. Ofrecer espacio de Formación para los agentes de Pastoral Juvenil de México.

  2. Impulsar la Dimensión Misionera de la Pastoral Juvenil de México a través de diferentes subsidios.

  3. Impulsar el fortalecimiento de la organización de la Pastoral Juvenil como Opción Pedagógica.

  4. Articular en la pastoral juvenil  las secciones de adolescentes y jóvenes.

  5. Promover la pastoral juvenil diversificada según situaciones específicas (migrantes, profesionistas, campesinos, etc.)

  6. Promover que los adolescentes y jóvenes sean objeto y sujeto en el uso de las redes sociales.

  7. Favorecer y fortalecer la vinculación de los adolescentes y jóvenes con su familia, con su parroquia y con la sociedad.

  8. Promover y favorecer la elaboración de subsidios para la atención de adolescentes y jóvenes en sus distintas etapas.





Aviso de privacidad
Terminos de uso
Prol. Misterios No. 26, Col. Tepeyac Insurgentes
C.P. 07020 - Ciudad de México
Tels. (55) 55775401, 50296800
comunicacion@cem.org.mx

2017, Todos los derechos reservados